Manera sencillísima de destruir una ciudad

Se espera, escondido en el pasto, a que una gran nube de la especie cúmulo se sitúe sobre la ciudad aborrecida. Se dispara entonces la flecha petrificadora, la nube se convierte en mármol, y el resto no merece comentario. De La vuelta al día en ochenta mundos (1967) Julio Cortázar En las páginas de nuestro catálogo de Julio encontraréis una selección de los últimos libros usados que han llegado a Ubú Libros y que pretendemos…

Sigue leyendo